CÓMO ALIMENTARSE SANAMENTE DURANTE LAS FIESTAS

Ya sea que estés tratando de bajar de peso, controlar tus niveles de glucosa o simplemente mantener tu bienestar, alimentarse correctamente durante las fiestas puede convertirse en un gran pesar.
Pero, ¡no debes preocuparte!, estos simples consejos te ayudarán a disfrutar y comer sanamente durante esta temporada.
¡Toma nota!

lee más

  • No acudas a la fiesta con hambre.
    Pues el hambre puede dificultar una selección de alimentos más apropiada.
    Tómate una sopa, un puñado de almendras o una manzana, que te permitirán mantener el humor y la glucosa balanceadas.
  • Al momento de elegir la entrada, ve y escoge un plato con muchos vegetales.
    Llenar un pequeño plato con vegetales de alto contenido en fibra y de bajas calorías, tales como ensaladas o sopas a base de caldo, es una estrategia que te brindará saciedad y mantendrá tu hambre controlada.
  • Cuídate de las calorías líquidas.
    Presta atención a las bebidas consumidas, pues entre su aporte de alcohol y su porción azucarada, podemos incrementar calorías y subir más libras. Intenta no sobrepasar las 2 copas de vino o champaña y recurre a las opciones sin calorías, sobre todo, el agua.
    Elige agua saborizadas con limón, hojas de menta o jengibre por sobre las bebidas gaseosas o endulzadas.
  • Come conscientemente y notarás cuando estás satisfecho .
    La alimentación consciente implica comer cuando tienes hambre y detenerte cuando tu cuerpo está satisfecho, para así evitar los excesos.
    También es importante comer despacio, así le darás tiempo al cerebro de saber que ya estás saciado, lo que suele llevar unos 20 minutos. Si comes muy rápido, es fácil consumir hasta el doble de lo que el cuerpo necesita antes de que el cerebro reciba el mensaje.
  • Divide tu plato principal en forma estratégica.
    Asegúrate que la mitad de tu plato esté ocupado por vegetales y el resto lo compartes entre proteínas magras y carbohidratos como: legumbres, arroz, pastas, papa o maíz), escoge las versiones integrales.
  • Presta atención a los postres.
    Ten presente que solamente los 3 primeros bocados son los más sabrosos, luego su intensidad se desvanece, por lo tanto, sírvete una pequeña porción de tu dulce favorito, y saborea cada bocado.
  • Guarda un momento para el ejercicio y sal a caminar luego de la comida principal.
    El ejercicio ayuda a liberar el estrés de las fiestas y prevenir la subida de peso. Incluir la actividad física como parte de la celebración es un buen recurso para incrementar el gasto calórico y despejar nuestra atención en la comida para reducir su ingesta.
  • Vive plenamente las fiestas sin concentrar toda la atención en la comida, la bebida y el turrón.
    Las fiestas son un deleite por la compañía y el ambiente. Simplemente ten cuidado con los tamaños de las porciones y sigue algunos de estos pasos fáciles y recuerda el dicho, “nada con exceso, todo con medida”.

Que tengas unas felices y saludables fiestas!